“ESCUCHAR no es lo mismo que OIR

COMUNICAR no solo es HABLAR”

Si no conoces la lengua de signos, pero quieres comunicarte de la forma más efectiva con personas sordas, en este post encontrarás algunos consejos para conseguirlo.

  • No dirigirse ni conversar sin que la persona te esté mirando. Parece obvio que si hablamos de espalda la persona sorda perderá parte del mensaje que queremos transmitir. No obstante, las personas oyentes algunas veces sin darnos cuenta no lo tenemos presente.
  • En el caso que queramos favorecer la lectura labial, hablar de frente en un entorno con una iluminación adecuada. Esta iluminación no debería ser ni demasiado oscura, ni cegadora.
  • Evitar hablar en un entorno con mucho ruido o con sonidos molestos. Cuando la persona que recibe el mensaje tiene restos auditivos, buscar un entorno menos ruidoso ayudará a la comunicación.
  • Mientras estemos hablando, evitar tapar la boca con las manos u otros objetos, ni tener nada en ella (chicles, comida…). Teniendo esto en cuenta, nos aseguramos que el mensaje llegue de manera más entendible.
  • No es necesario gritar. Una vocalización adecuada, y si es necesario la repetición del mensaje, puede ser suficiente para una buena comunicación.
  • Habla con naturalidad. Eso comporta, por ejemplo, no hablar ni demasiado rápido, ni demasiado despacio.
  • Si se detecta que la persona no entiende tu mensaje, repítelo. Intenta modificar tus palabras y formar frases más concretas.
  • Puedes apoyar tu discurso con gestos (componente No Verbal) o con algunas palabras escritas.
  • Respetar el turno de palabra, sobretodo en conversaciones en grupo, es fundamental para que se pueda dar una comunicación fluida.
  • Para dirigirte a una persona sorda e iniciar una conversación, puedes hacerlo con un ligero toque o con una discreta señal visual antes de hablar. Nosotros aconsejamos la segunda opción, sobretodo en aquellas ocasiones en las que no conocemos bien al otro interlocutor. 

Desde Instituto Sitges, esperamos que estos pequeños tips hayan sido de tu interés y que, con ellos, puedas mejorar tus habilidades comunicativas.